Preloader image

Todo sobre la disfagia, la enfermedad que no te permite tragar


CSA DENTAL     viernes, enero 17th, 2020     Bucodental, dental, personas mayores.

La disfagia está designada como un trastorno de la deglución, síntoma muy a tener en cuenta por las graves complicaciones que pueden desencadenar en las personas afectadas si no se trata correctamente. Las principales causas por las que se produce la disfagia están relacionadas estrechamente con el envejecimiento, causante de numerosos cambios en el organismo que provocan la aparición de muchas de las enfermedades crónicas que hoy en día afectan a nuestra población, sobre todo de origen neurológico que pueden empeorar la función de deglución. Si hablamos de personas mayores, también debemos tener en cuenta que otro síntoma que pude sumarse a la disfagia es la escasez de producción de saliva o los casos en que la que la aparición de  lesiones en la lengua y en las encías dificultan aún más esta ingesta. En consecuencia de esto se  puede producir en muchos casos desde una desnutrición de la persona hasta verdaderos problemas respiratorios causados por broncoaspiraciones, donde los alimentos pueden pasar a las vías respiratorias provocando Neumonías, afectando con ello a una  disminución de la calidad de vida de las personas.

Cómo se diagnostica la disfagia

La disfagia puede detectarse fácilmente por profesionales de la salud, como podrían ser profesionales de CSA Dental, en una primera fase mediante los signos y síntomas que se pueden observar en las personas afectadas. Sin embargo para un diagnostico más acertado el médico especialista realizará una exploración física, que puede complementarse  con alguna prueba diagnóstica como una endoscopia y un test de Disfagia, que determinarán la posible causa de esa dificultad para tragar. Alguna otra prueba que pueden utilizarse para diagnosticar pueden ser:

Radiografía con contraste, Estudio dinámico de deglución, Manometría, Exploración por imagen

Tipos de disfagia

Podemos encontrar diferentes tipos de disfagia, requiriendo de un tratamiento específico para cada uno de ellas.

  • Disfagia orofaríngea

La disfagia orofarínge es la dificultad que surge  al inicio de la deglución, en la zona entre la boca y  la faringe. Esto da lugar a una sensación de dificultad a la hora de  tragar, de modo que la persona que la padece necesita carraspear continuamente para poder dejar despejada la zona atascada.

Para tratar este tipo de disfagia normalmente es recomendable acudir al logopeda o a un terapeuta especialista en deglución. El objetivo del tratamiento es que el paciente aprenda una serie de ejercicios que le ayuden a coordinar los músculos y así volver a estimular el reflejo de la deglución, además de que aprenda técnicas de deglución.

  • Disfagia esofágica

La disfagia esofágica es la alteración de la deglución a nivel del esófago, con la consecuencia de la sensación de que se atasca el alimento en la zona del pecho.

En pacientes con este tipo de disfagia se recomienda tratamientos que puede ir desde una dilatación esofágica para relajar el esfínter esofágico hasta una cirugía. En ocasiones existen medicamentos que pueden tratar los espasmos que impiden al paciente tragar con normalidad.

  • Disfagia grave

Consideramos disfagia grave cuando la dificultad para tragar impide comer y beber correctamente. En estos casos  prima conseguir mantener una correcta nutrición del paciente, considerando si es necesario para ello prescribir una dieta líquida especial para evitar la deshidratación, o en casos más graves la aportación de esta alimentación a través de una sonda que asegure esta nutrición.

Tratamiento de la disfagia

El tratamiento de la disfagia siempre debe ser personalizado, dependiendo de la historia clínica del paciente y del tipo de disfagia que se diagnostique.

Presentar una boca en buen estado y llevar las prótesis dentales bien adaptadas facilitará el tratamiento de la disfagia, por ello es importante realizar revisiones periódicas con un Odontólogo.

Cuidados en pacientes con disfagia

Para poder asegurar la adecuada nutrición de los pacientes con disfagia se deberá tener muy en cuenta la modificación de las texturas y consistencias de los alimentos, teniendo en cuenta tanto los líquidos como los alimentos sólidos y siempre adaptándolos al tipo de disfagia que afecte a la persona. La pérdida de piezas dentales, los problemas con las prótesis (desajustes, roturas,…), también conllevan en la mayoría de casos la necesidad de dietas parecidas. Es por ello que, desde CSA Dental se proporcionan soluciones protésicas y pautas importantes a tener en cuenta para facilitar y asegurar la correcta nutrición de este tipo de pacientes.

Alimentos a evitar

Hay un grupo de alimentos que pueden suponer un grave problema para estas personas a la hora de ingerirlos, pudiéndoles provocar los típicos atragantamientos. Los alimentos que se desaconsejan en personas con disfagia son:

  • Frutas y verduras con semillas o pepitas.
  • Grumos, huesos, espinas o filamentos.
  • Alimentos pegajosos.
  • Líquidos con pulpa. 

Dieta equilibrada

Para los pacientes con disfagia, como hemos dicho anteriormente el poder comer es algo complicado, por lo que es sumamente importante que lo poco que coman sean alimentos de alto valor nutricional para poder conseguir mantener una dieta lo más equilibrada posible.

Por ese motivo se recomienda:

  • Modificar los ingredientes de los triturados para que tengan un sabor agradable.
  • Elaborar papillas enriquecidas en vitaminas, minerales y proteínas.
  • Añadir alimentos ricos en fibra.
  • Tomar una cantidad adecuada de líquidos al día.

Entorno

Para un paciente con disfagia el entorno donde se encuentre y sobre todo la postura que adopta a la hora de comer es muy importante, por lo que será conveniente tener en cuenta que:

  • Debe adoptar una postura cómoda mientras come.
  • Debe evitar las distracciones durante las comidas.
  • No ha de girar la cabeza para que le den de comer.
  • Es mejor que coma lentamente.
  • No debe acostarse inmediatamente después de comer.

Tratar la disfagia a tiempo

El trastorno de la disfagia puede pasar de presentarse como una simple molestia a convertirse en un gran problema.

Desde CSA Dental estamos capacitados para realizar este diagnóstico y así ayudar a nuestros mayores a adoptar mejores hábitos en su día a día con los que mejorar su calidad de vida.

Si tienes cualquier duda al respecto, estaremos encantados de ayudarte. ¡Te esperamos!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *