Preloader image

La prevención bucodental es primordial para prevenir enfermedades cardíacas o respiratorias


Eva Bosch     lunes, enero 24th, 2022     atención médica a domicilio, coronavirus, covid-19, csa dental, dental, diabetes, gingivitis, halitosis, higiene oral, periodontitis, prótesis dental, residencia geriátrica.

La prevención bucodental es primordial para prevenir enfermedades cardíacas o respiratorias

La prevención bucodental es imprescindible para evitar patologías cardíacas o respiratorias

Lo que sucede en tu boca repercute más allá de la propia cavidad oral. El conocimiento de la microbiota oral, con más de 1000 especies identificadas hasta el momento, ha permitido saber que la boca es la puerta de entrada de muchas enfermedades que afectan a las personas: entre ellas, las respiratorias. La prevención bucodental es primordial para prevenir enfermedades cardíacas o respiratorias. Si duelen las muelas, las infecciones o los problemas en las encías pueden llevar a trastornos mucho mayores. 

Tomar medidas de prevención sencillas en el gabinete dental, como mantener una adecuada higiene bucodental de los pacientes, ayudar a dejar el hábito tabáquico y acudir regularmente al dentista, podrían evitar o disminuir el impacto de enfermedades cardíacas o respiratorias como la neumonía, la bronquitis o las exacerbaciones de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), que empeoran el pronóstico de un positivo de Covid-19.

Y no solo repercute en la salud sistémica. Mantener los dientes naturales permite masticar con mayor comodidad más variedad de comida y disfrutar de una mejor digestión. Además de tener una sonrisa sana, lo que mejora la autoestima, y poder hablar con mayor comodidad que si llevara prótesis dentales.  Así pues, una correcta higiene oral protege la salud y ahorra dinero a medio/largo plazo. Mediante la prevención de los problemas dentales, los costes de tratamiento se reducen drásticamente.

Además de cepillar tus dientes a diario y recibir la visita con frecuencia del odontólogo, hay ciertas señales a las que deberías estar alerta. En caso de presentar alguno de los siguientes síntomas, lo mejor sería avisar a CSA Dental para recibir la visita del odontólogo cuanto antes. 

 

¿Cuántas veces tengo que visitarme con el dentista?

Es conveniente que visite a su dentista por lo menos dos veces al año para un chequeo dental rutinario. El mantenimiento preventivo es la mejor manera de asegurar que tus dientes y encías te duren toda una vida. En realidad, la inquietud de los dentistas acerca de la salud de sus pacientes va más allá de sus dientes y encías. Como parte de un examen oral rutinario, los dentistas controlan la aparición de cánceres bucales y vigilan signos de advertencia de otros problemas de salud que aparecen en la boca.

 

Dolor

El dolor es uno de los primeros indicadores de que algo no anda bien. Si el dolor se ha hecho presente, avisa al médico de manera inmediata. Puede deberse a múltiples cuestiones: complicaciones en las encías, caries en los dientes, sangrado o a alguna infección.

 

Un punto o una llaga que no sana

Si bien es posible que te salga una llaga o úlcera en la zona bucal y sane en unos días, en caso de que la lesión se presente y no cicatrice, entonces podría ser un indicador de diabetes. En todo caso, lo mejor será consultar con el médico y medir los niveles de glucosa para asegurarse que no estén elevados.

Aún peor, las manchas o llagas en la boca también podrían estar alertando de un cáncer oral. Estas lesiones pueden aparecer como zonas blancas o rojizas, y pueden verse acompañadas de otros síntomas, como dolor de oído, hinchazón en la región mandibular, ronquidos por la noche, entumecimiento de garganta o lengua, dificultad para tragar, entre otros.

 

Encías inflamadas o sangrantes

Aunque el cepillado debe ser resistente como para eliminar la placa bacteriana acumulada, tampoco debe ser demasiado agresivo, ya que podrías lastimar tus encías y hacer que sangren. No obstante, las encías sangrantes también podrían ser síntoma de gingivitis o de infección. El sangrado puede deberse a que hay acumulación de bacterias que pueden estar ocasionando inflamación.

Posibles causas de sangrado en las encías: trastornos hemorrágicos, cambios hormonales durante el embarazo, prótesis o aparatos dentales mal ajustados, infecciones, leucemia, escorbuto, uso de anticoagulantes, mal uso del hilo dental o bien una deficiencia de vitamina K.

 

Mal aliento o halitosis

La halitosis suele ser un trastorno bastante frecuente: bien puede ser producido por el consumo de ciertos alimentos fuertes, como la cebolla o el ajo, o bien por una mala higiene bucal o hábito tabáquico. Pero también el mal aliento puede ser señal de un problema más grave, como alguna infección pulmonar o incluso diabetes.

Por lo general, cuando el mal aliento se torna crónico es porque hay caries o infecciones de las encías. En este caso, no dejes pasar más el tiempo y llama al dentista cuanto antes.

 

Sensibilidad al frío o al calor

Si sientes extrema sensibilidad, de manera repentina y sin motivo aparente, entonces es hora de llamar a tu odontólogo, ya que el incremento de la sensibilidad puede deberse a un absceso dental. Esto es, una infección bacteriana de un diente o de alguna zona de la encía circundante. En dicho caso también puede presentarse con fiebre, dolor e hinchazón. Es necesario que hagas una consulta profesional de manera inmediata.

 

En resumen, la prevención bucodental es primordial para prevenir enfermedades cardíacas o respiratorias. Dedicarle el tiempo para mantener una boca sana ayuda a prevenir patologías graves cardíacas o respiratorias.


Una respuesta a “La prevención bucodental es primordial para prevenir enfermedades cardíacas o respiratorias”

  1. Silvestre dice:

    Alucinantemente provechosa esta lectura sobre la salud dental

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.