Preloader image

5 obligaciones si eres mayor y dependiente


CSA DENTAL     martes, enero 23rd, 2018     dependencia, movilidad reducida, personas mayores.

Ser mayor y dependiente no es motivo para caer en actitudes negativas y situaciones de tristeza. La dignidad humana ha de ser el principio por el que debe regirse un individuo. Si te encuentras en este colectivo o conoces gente en el mismo, hay una serie de obligaciones que deben cumplirse sí o sí para ser una persona plena y feliz.

Si eres mayor y dependiente, estas son tus obligaciones

Es fácil caer en estados de tristeza y depresión ante la imposibilidad de llevar a cabo ciertas actividades que antaño se hacían sin pensar, como algo normal y rutinario. Pero con un cuidado adecuado, no es complicado mantener una vida productiva, sana y positiva. ¡Toma nota!

Cuida tu bienestar y salud

Puede parecer obvio, pero no todo el mundo lo hace. Sin embargo, hay una serie de rutinas saludables que son obligatorias para el bienestar:

  • Haz algo de deporte moderado todos los días.
  • Cuida tu higiene con lavados diarios.
  • Cuida tu salud bucodental. Ya sabes que en CSA Dental ofrecemos servicio personalizado y vamos a tu casa o residencia para evitar desplazamientos y problemas.
  • Cumple con tus citas con el médico y con tus revisiones.
  • Un poco de fisioterapia es ideal para mantener un físico en forma.

Cuida tu descanso

El descanso es primordial para tener un cuerpo saludable y una mente proactiva. Es ideal dormir al menos 7 u 8 horas por la noche y una pequeña siesta en la tarde. Eso sí, intenta que los periodos de sueño sean seguidos y continuados, de lo contrario te pasarás el día dormitando, con sensación de cansancio y sin ganas ni lucidez para realizar tus tareas y obligaciones diarias.

Es importante que no te dejes caer a echar una siesta a cualquier hora ni te quedes todo el día en el sofá frente a la televisión. Realiza actividades que mantengan tu mente activa, como la lectura, por ejemplo.

Una dieta equilibrada

Comer bien no es una elección en este caso, es una obligación. Una dieta equilibrada dotará a tu cuerpo y a tu mente de la energía que necesitan para afrontar las vicisitudes del día a día.

Si nos dejamos llevar por una mala alimentación, llena de productos procesados, fritos, grasas y azúcares, se puede caer fácilmente en estados de elevada ansiedad, aumentará el estrés, se eleva el nivel de colesterol y grasa en sangre, se pueden sufrir enfermedades diversas y cardiopatías, etc.

Introduce en tu dieta verdura y fruta diaria, alimentos naturales y poco procesados, legumbres y hortalizas, y carne y pescado un par de veces por semana. Si sigues una alimentación mediterránea con 5 comidas diarias sin pasar más de 3 o 4 horas sin ingerir nada, vas a notar una mejoría física notable, lo que redundará en un estado de ánimo más positivo y proactivo.

Mantén siempre elevado el concepto de ti

Ser dependiente no significa ser inservible. Jamás debes pensar así porque haya ciertas actividades que no puedes hacer. Eres una persona muy válida y valiosa. Tu experiencia, tus conocimientos, tu sabiduría, tu buen humor, tu simpatía… Todavía tienes mucho, muchísimo que aportar. Así que fíjate en tus virtudes y tus fortalezas, y minimiza tus debilidades. Tus logros son maravillosos y seguro que hay gente a tu alrededor que los valora como se merece, tal y como hacemos en CSA Dental.

Evita el aislamiento

Esta es una obligación clave que no debes olvidar jamás. El aislamiento puede ser enormemente perjudicial, no solo para personas mayores y dependientes, sino para cualquiera. Es importante que mantengas el contacto con amigos, familiares y gente que te quiere. Ese plus de amor y cariño que te aportan es positividad para afrontar tu dependencia sin perder la sonrisa y el buen humor.

Hoy en día, cualquiera puede utilizar incluso las nuevas tecnologías para mantener el contacto. El móvil, Internet y las redes sociales… Y, por qué no, el contacto directo, una buena charla, un abrazo…

Además, para que la comunicación sea fluida, es importante estar relajado, en un contexto amigable en el que se pueda hablar abiertamente de sentimientos. Decir cómo te sientes no es malo; más bien al contrario, es muy positivo. Es para ello necesario hacer uso de la empatía y asertividad, pues tan importante es hablar como saber escuchar y comprender.

Se puede observar que no son demasiadas las obligaciones que tiene una persona mayor y dependiente. Pero sí que es necesario que se cuiden cada una de ellas para mantener una vida proactiva y un estado psicológico óptimo para afrontar el día a día. Así es más fácil ser conscientes de las limitaciones y capacidades, de forma que se pueda entender abiertamente de la necesidad de ayuda de otras personas.

Si te mantienes en forma, tanto física como mentalmente, tendrás una vida plena con una actitud optimista y motivada. Así disfrutarás de tu tiempo libre, de tu gente y de todo lo bueno que te rodea.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *